Images

"Quiero, se limpio"

No importa cuantos te den la espalda Dios siempre seguirá diciendo: "Quiero". El leproso fue desechado por todos, su condición parecía repugnante para todos, alejado del mundo, olvidado... pero acudió al lugar correcto, en la cúspide de su necesidad clamo a Jesús diciendo: Si quieres puedes limpiarme... y Jesús sin titubear le dijo "Quiero" y su acción fue tan instantánea que quedo sano. La fe en acción que produjo un milagro. El amor de Dios es inquebrantable, no cambia por tiempos, modas, estados de animo, no tiene matemática, simplemente siempre será un positivo que suma a mas. Dios te dice hoy: "Quiero, se limpio" (J. Soto)